Un año para la entrada en vigor de la Directiva Europea de Protección al Denunciante: 3 consejos para construir una cultura corporativa de denuncia

diciembre 22, 2020

Queda menos de un año para la entrada en vigor de la Directiva Europea de Protección al Denunciante. Esto significa que ya ha llegado el momento de que algunos líderes empresariales y consejos de administración dediquen unas horas a reflexionar sobre este tema. ¿Has fomentado en tu organización una cultura corporativa donde los empleados y demás partes interesadas puedan hablar abiertamente y/o manifestar su preocupación ante posibles irregularidades mediante canales internos?

A partir del día 17 de diciembre de 2021, tanto trabajadores como otros colectivos vinculados a tu organización gozarán de protección legal si deciden denunciar porque tengan sospechas de que en su empresa se llevan a cabo actividades poco éticas o ilegales. Además, las organizaciones estarán obligadas por ley a proporcionarles canales de notificación seguros para realizar estas denuncias. Dicha protección se extenderá también a aquellas personas que elijan denunciar externamente, por ejemplo, a través de las autoridades competentes o los medios de comunicación. 

Ni con toda la protección legal del mundo podrás convencer a una persona de que denuncie a través de canales internos si la cultura promovida en tu organización previamente ha favorecido el silencio frente al diálogo abierto. Una cultura de denuncia se fundamenta en la confianza y generar confianza requiere tiempo. Si tu organización emplea a 250 o más trabajadores, tienes un año para adaptarte a la nueva Directiva Europea de Protección al Denunciante. A continuación, te damos unas recomendaciones sobre lo que puedes empezar a hacer hoy mismo para dar a tu personal la confianza que necesita para presentar internamente sus denuncias, una vez que ya cuentan con protección legal para manifestar su preocupación incluso por vías ajenas a la empresa. 

1. Marca el tono adecuado desde arriba y apoya al denunciante 

Sienta las bases trabajando y transmitiendo el compromiso de tu organización con la ética empresarial, manifestado ya en los valores fundamentales y en el código de conducta de tu empresa. Establecer el tono correcto desde arriba resulta esencial para generar confianza. Los altos cargos y el consejo deberán ser partidarios de esta política de denuncias y subrayar su importancia para la preservación de prácticas comerciales éticas. Insiste en que crear un entorno seguro y con principios es responsabilidad de todos, y haz saber a tu personal que todos sus informes sobre irregularidades serán siempre bienvenidos cuando sean planteados de buena fe. Moléstate en explicar que el propósito del canal de denuncias es precisamente permitirles expresar sus preocupaciones de manera segura, de modo que la organización pueda tomar medidas al respecto y minimizar los daños. Por último, reconoce la valentía que demuestran los denunciantes al dar ese paso adelante.

2. Explica cómo funciona el proceso de denuncia y permite a tu personal informar de forma anónima 

Describe cómo cualquier persona puede dar la voz de alarma, qué ocurrirá con su denuncia, las respuestas que puede esperar y cuándo las recibirá. Asegúrales que todos los informes se tomarán muy en serio y serán gestionados de forma precisa por profesionales altamente cualificados. Por ley, dichos profesionales deberán ser designados antes de que finalice el plazo correspondiente, en diciembre de 2021.

Deja claro qué es y qué no es un caso denunciable. Aclara también que la definición no es lo más importante en este caso. Si algo no te cuadra, entonces seguro que merece la pena que lo des a conocer. Los casos que finalmente no se consideren denunciables serán tratados con el mismo respecto y derivados al departamento pertinente. 

Permite a tus empleados denunciar de manera anónima. Nuestra experiencia nos ha demostrado que la mayoría de los denunciantes desean informar anónimamente. En consecuencia, la dirección debería plantearse no solo cómo proporcionarles la confidencialidad que necesitan sino también cómo asegurar su total anonimato. Este aspecto es uno de los que puede llegar a generar mayor impacto a la hora de crear una cultura de denuncia segura.

Da prioridad a la seguridad del sistema.Ciertos elementos de la seguridad del sistema, la confidencialidad y la protección de datos se rigen por los preceptos de la Directiva Europea de Protección al Denunciante. No obstante, los directivos pueden promover la confianza en la solución de denuncias implementando un sistema lo más seguro y robusto posible y difundiendo técnicas de seguridad entre los propios empleados. 

3. Descarta el uso de represalias 

Tus empleados necesitan saber que estarán protegidos ante cualquier posible represalia si se deciden a informar internamente. Este punto está recogido en la nueva directiva, de manera que cuando entre en vigor toda forma de represalia será ilegal y sometida a penalización. Puesto que los trabajadores puede que aún no sean conscientes de este hecho, les toca a los empresarios informarles y también definir el término «represalia» para que todo el mundo sepa identificarla y así poder cortarla de raíz cuanto antes, en caso de producirse.

En un mundo donde el personal tiene la posibilidad de denunciar interna o externamente, para la organización y sus responsables tiene sentido hacer todo lo que esté en sus manos para que los empleados se sientan lo bastante seguros como para pensar en denunciar de forma interna, como primera opción. La buena noticia es que todavía queda un año para la entrada en vigor de la nueva directiva. Es tiempo más que suficiente para realizar los cambios oportunos en tu empresa y cultivar la cultura del diálogo fluido, abierto y libre.

Contáctenos

There seems to be some problem when sending your message. Try again soon.

Founders blog