10 años en la gestión de denuncias y WhistleB en el Día Mundial del Denunciante

junio 23, 2021

El día 23 de junio se celebra el Día Mundial del Denunciante. Es un día pensado para reconocer y apreciar el valor de aquellas personas que dan la voz de alarma ante asuntos que ven o sospechan que son poco éticos o ilícitos. En 2021 también se cumplen diez años de la fundación de WhistleB. Nos gustaría rendir homenaje a todos los denunciantes del mundo con esta mirada retrospectiva de cómo han cambiado las cosas para ellos en la última década, incluida la pequeña aportación de WhistleB en dicho cambio.

A continuación, te invitamos a leer esta entrevista con Karin Henriksson, una de las fundadoras de WhistleB, ahora parte de NAVEX Global.


¿Cómo ha cambiado la mentalidad ante la denuncia de irregularidades en los últimos 10 años? 

Ha habido un cambio significativo. Cuando creamos WhistleB hace diez años, la gente solía preguntarse por qué era necesario implantar un sistema de denuncias. Aquí en los países nórdicos, conocidos por sus organizaciones horizontales, tal vez un estilo de liderazgo menos jerárquico y una política de puertas abiertas, las personas asumían que todo era transparente. En ese momento en otras partes de Europa, como Francia, nos podríamos haber encontrado con el argumento de «esto no coincide con nuestra cultura corporativa». En otros países como, por ejemplo, España y Portugal, ya había normas que restringían la denuncia anónima, probablemente debido a una percepción negativa de la propia denuncia.

Hoy sabemos que ninguna organización es segura, incluso si se ha conseguido crear una cultura corporativa ideal y existe un buen liderazgo. Siempre hay una posibilidad de que alguien pueda actuar de manera poco ética. Las empresas entienden la importancia de las denuncias, ya sea para mitigar riesgos, para reducir costes, para proteger su marca, por la sostenibilidad, por el bienestar de los empleados o para cumplir con la inminente legislación europea, cuya entrada en vigor exigirá a las organizaciones con 50 o más trabajadores la implementacion de un canal de denuncias.


¿Qué ha motivado este cambio de opinión más favorable hacia los denunciantes?

Destacaría toda una serie de acontecimientos específicos que han catalizado el cambio, comenzando por el más notable: el movimiento #MeToo. El acoso sexual se ha ocultado bajo la alfombra durante mucho tiempo. Y de repente, salió a la luz gracias a este movimiento y a una serie de personalidades fuertes y valientes. Desde entonces denunciar se ha vuelto más aceptable. Y a los denunciantes se les escucha y empodera. Sin embargo, en aquel momento fueron las redes sociales y los medios de comunicación, en general, los que actuaron como canales de denuncia para lograr este cambio. Ahora lo que queremos establecer son canales seguros dentro de las organizaciones, de manera que los problemas puedan ser tratados internamente (cuando sea posible). 

Otro «evento clave» fue el escándalo de datos de Cambridge Analytica, un caso en el que notamos que los medios adoptaron un tono más positivo al respecto. Al denunciante se le trató como a un héroe (para nada desleal), en lugar de como a un alborotador, tal y como habría ocurrido en el pasado. Este cambio de tono también fue un elemento fundamental en el cambio de actitud.

Finalmente, las leyes de todo el mundo han comenzado a reflejar este cambio total de mentalidad. Hoy en día, somos testigos de la aprobación de leyes de protección de datos más estrictas, leyes de protección al denunciante más rigurosas y leyes que castigan posibles represalias contra los denunciantes. Todo ello constituye un paso adelante hacia una existencia más segura para los denunciantes y también hacia un negocio más transparente.


¿Cómo han reaccionado las empresas?

Se produjo un efecto indirecto sobre las denuncias corporativas. Las grandes empresas e inversores poderosos quisieron demostrar su tolerancia cero y actuar contra todas las formas de comportamiento indebido: acoso sexual, corrupción, blanqueo de dinero, etc. Aunque erradicar estos problemas es difícil sin pruebas fiables. Unas pruebas que solo se pueden obtener con la suficiente premura de aquellos que sufren o tienen sospechas. 

En consecuencia, se produjo una constatación de la importancia que los denunciantes tienen en el lugar de trabajo y de la necesidad de permitirles alzar su voz de forma segura. Dado que identificar y abordar los problemas allí donde ocurren es menos perjudicial y menos costoso, las organizaciones han comenzado a considerar un enfoque más sistemático de la denuncia: desde el establecimiento de una cultura corporativa adecuada hasta la propia gestión de las denuncias y, si es necesario, incluso investigaciones pertinentes de los casos. En ocasiones, eso significará permitir que los empleados y otras partes interesadas den la voz de alarma de forma anónima; en la mayoría de los casos, significará implementar canales sólidos, seguros y fiables para alentar a los denunciantes a informar.


¿Cómo afectará la Directiva Europea de Protección al Denunciante al mercado y a los denunciantes del territorio UE? 

Esperemos que el impacto más importante sea precisamente el propósito previsto por la Directiva: colocar en primer plano cualquier comportamiento que incumpla la legislación de la UE, haciendo que sea más seguro para los denunciantes plantear sus preocupaciones. 

En la práctica, implicará que todas las empresas de la Unión Europea con 50 o más empleados tendrán que tener un canal de denuncias en el que los trabajadores puedan informar sobre presuntas irregularidades, y que todos los informantes deberán permanecer protegidos y sus identidades confidenciales. Deberá existir un proceso para dar seguimiento a estos casos y para proporcionar feedback al denunciante, administrado por una persona o personas independientes. Poner al denunciante en el centro de la legislación de esta manera tan directa no tiene precedentes en la historia.

Como resultado, en estos momentos estamos asistiendo a una demanda completamente diferente de nuestros productos. Ha surgido un nuevo mercado.


¿Cómo ha sido este viaje de 10 años para WhistleB?

¡Ha sido increíble! Y si bien las actitudes, la normas y el mercado han cambiado (para mejor, felizmente), nuestro por qué ha seguido siendo el mismo. Como fundadoras de WhistleB, tanto Gunilla como yo proveníamos de entornos laborales relacionados con la sostenibilidad y la ética empresarial. Desde el principio, WhistleB se embarcó en un viaje inolvidable, enriquecedor y revulsivo para intentar que el mundo de los negocios, la sociedad y las organizaciones fuesen más abiertos y transparentes. 

Y este principio ha guiado siempre el propósito del sistema WhistleB. Habíamos visto que existían líneas telefónicas directas disponibles para los denunciantes, para hacer cumplir la Ley Sarbanes-Oxley de Estados Unidos en 2002. Pero estas no se utilizaban tanto en Europa con la gran variedad de idiomas existentes y con unas leyes de privacidad de datos más estrictas. Además, sabíamos a ciencia cierta que, si los denunciantes no confiaban plenamente en el sistema, no hablarían y, por consiguiente, las empresas no obtendrían el máximo valor de sus informes. 

Así que empezamos a indagar para ver cómo se podía dar la voz de alarma de forma segura en muchos idiomas diferentes, y hacer que el umbral para informar fuera lo más bajo posible. Desarrollamos una plataforma basada en la web para facilitar la gestión segura de los casos, y generamos la posibilidad de un diálogo anónimo con el denunciante desde el minuto uno. 

Resulta realmente gratificante ver ahora que la mayoría de las organizaciones están inmersas en el mismo viaje. Esta década ha sido un periodo en el que las empresas han dado un paso adelante en sus responsabilidades sociales y se han esforzado por lograr transparencia y prácticas más éticas. La denuncia de irregularidades se ha convertido poco a poco en parte de esos esfuerzos.


¿Cómo ha crecido vuestra empresa? 

Durante muchos años, crecimos con nuestros clientes y al ritmo de sus necesidades. Pero a finales de 2019 pasamos a formar parte de NAVEX Global. Esto nos ha permitido poner aún más esfuerzos en el desarrollo en línea de nuestro servicio. Además, ser parte de una empresa líder en cumplimiento y riesgo significa que nuestros clientes ahora también pueden beneficiarse de toda una gama de herramientas de cumplimiento, ESG y riesgo. 

Nuestro equipo también ha sido un factor clave de éxito en nuestro crecimiento. Contamos con un fantástico equipo humano que ha estado trabajando en diferentes países y en línea durante años. Nos anticipamos a la media respecto del trabajo en remoto, aunque supusiera un riesgo dado que se requiere de empleados muy motivados que asuman la responsabilidad y la iniciativa en el trabajo. Y eso, desde luego, lo tenemos en nuestro equipo de profesionales.

Mi opinión es que estamos muy bien posicionados para un crecimiento continuo, puesto que tenemos ya diez años de experiencia y una plataforma de denuncias en línea que se ha demostrado que funciona. En la actualidad, las organizaciones están deseando encontrar soluciones digitales que les ayuden a abordar asuntos de cumplimiento y riesgo, y de verdad tenemos la ventaja competitiva de ser los primeros en tratar las denuncias de este modo.  


¿Cómo habéis desarrollado este producto? 

Hemos sido digitales desde el principio, y recientemente hemos invertido una suma importante en el proceso de integración en línea, de compra y en la digitalización de otros procesos relacionados. 

La facilidad de uso siempre ha sido una prioridad para nosotros. Que el canal de comunicación sea fácil e intuitivo para el denunciante reduce mucho más el drama que supone ya de por sí tener que dar la voz de alarma. Pero también tiene que ser intuitivo para aquellos que gestionan o investigan los casos, de manera que pueda ayudarles a aplicar un proceso estructurado y a ceñirse a las nuevas regulaciones de una forma simple. Esto es especialmente relevante para el gran segmento de las pymes que sabemos que necesitarán nuestra ayuda en los próximos años.

Sin embargo, esta simplicidad en el uso no debe confundirse con simplicidad en las características. A lo largo de los años, nos hemos guiado por las solicitudes y consejos de nuestros clientes. El resultado es que hemos añadido a nuestra herramienta multitud de funciones. El sistema permite el diálogo anónimo con los denunciantes. Cuenta con diferentes derechos de usuario y comunicación segura entre usuarios. Las empresas pueden seleccionar diferentes canales para distintos tipos de receptores o informantes, así como crear estadísticas avanzadas y escoger la funcionalidad de sus informes.

En consecuencia, digamos que últimamente hemos puesto mucho esfuerzo en el «embalaje» del servicio. Queremos que nuestros clientes puedan elegir solo lo que necesitan: quizá un único idioma para una empresa nacional pequeña, frente a más de 60 idiomas y una gama de canales para una multinacional, por ejemplo.


¿Cuál dirías que es el principal nicho del producto WhistleB en estos momentos?

Creo que somos especialmente buenos en ayudar a las empresas europeas a ponerse en marcha con un sistema de denuncias sencillo y rápido, que incluye un completo y riguroso proceso de integración en línea (independientemente del tamaño de la empresa). Nuestro sistema cumple con el RGPD y también con la Directiva Europea de Protección al Denunciante


En el futuro, ¿qué podemos esperar del producto WhistleB?

El hecho de convertirnos en una empresa del grupo NAVEX Global nos ha colocado en una posición aún más fuerte que nos permite desarrollar el servicio WhistleB más rápido a medida que la digitalización exige premura tanto a requisitos como a soluciones. WhistleB seguirá siendo un producto fuerte (e independiente de la cartera de servicios de NAVEX Global), enfocado principalmente a empresas europeas que también operen a nivel internacional.  También hemos observado que el tema de la privacidad de los datos es muy importante para los clientes europeos y, por tanto, seguiremos centrándonos en ello. Como producto de NAVEX Global, esperamos poder proporcionar una oferta de servicios de cumplimiento más amplia a nuestros clientes. Todo desde un mismo proveedor.

Además, destacaría nuestro Programa de Colaboración WhistleB. Hemos trabajado con socios comerciales durante mucho tiempo, pero en la actualidad estamos viendo una creciente demanda en Europa por parte de profesionales como bufetes de abogados, investigadores, especialistas en RR. HH. y otros que quieren asociarse con nosotros. WhistleB proporciona una plataforma segura, fácil de usar y basada en web, y nuestros socios ponen la experiencia en el tratamiento e investigación de los casos. 

Tenemos socios activos en toda Europa, y nuestros clientes mutuos obtienen el beneficio de la experiencia de ambas organizaciones, que cubren tanto la recepción como el tratamiento y la investigación de los casos. 


¿Qué pasará de aquí a 10 años con las denuncias y los denunciantes? 

En la próxima década creo que tener un sistema corporativo de denuncias será de lo más normal. Ya nadie pensará en ello. La responsabilidad corporativa va en aumento junto con un movimiento que pretende acabar a toda costa con la corrupción, tan destructiva para la sociedad, el acoso, que puede conducir a tanto dolor, u otros comportamientos societariamente nocivos.

La lealtad a tu empleador implicará la responsabilidad de informar sobre los supuestos problemas internamente. La lealtad a los empleados implicará hacer posible que puedan informar de manera segura. 

Los denunciantes se verán como modelos de integridad profesional o moral, semillas para facilitar el cambio y miembros de gran valor para la organización o su red. Bueno, ¡al menos eso espero!


Recursos útiles a la hora de denunciar en este 10.º aniversario y en el Día Mundial del Denunciante

Para alentar y permitir que las organizaciones acojan de buen grado a denunciantes y denuncias, estamos poniendo a disposición de todos los siguientes recursos:

¡Feliz Día Mundial del Denunciante!

Karin Henriksson, socia fundadora y asesora sénior de WhistleB 
karin.henriksson@whistleb.com
+46 70 444 32 16 

Contáctenos

There seems to be some problem when sending your message. Try again soon.

Founders blog